La fotografía, ha muerto. Viva la fotografía

Redacción Iberarte

La fotografía ha ido adaptándose a formas cambiantes de expresión. Aplicada a los diarios, la información que aporta ha prevalecido casi siempre sobre sus valores estéticos o técnicos. Viajó sin problema de la fuerza del blanco y negro a los valores del color en diapositiva. Y de ahí a las ventajas técnicas del negativo color: latitud de exposición y fácil revelado. Por eso, la llegada de la fotografía digital no fue traumática para los fotógrafos del hot news. Acostumbrados a adaptarse con rapidez a nuevas formas de trabajo, estos profesionales asumieron con rapidez la fotografía sin película emulsionada.

Ahora los fotógrafos de prensa están a punto de dar un nuevo paso, impulsado por la expansión de Internet, que está cambiando aceleradamente la forma en que se sirve y se consume la información. El vídeo es el siguiente paso: todos los caminos llevan a la fusión de vídeo y fotografía. Los fabricantes ya lo han visto y comienzan a desarrollar productos que ofrecen calidad fotográfica en disparo contínuo. El problema hasta ahora es que la imagen en movimiento es la suma de muchas ‘fotos’ de poca calidad en si mismas. Eso va a cambiar. La nueva generación de cámaras será capaz de disparar o grabar un vídeo del que luego se puede extraer cualquiera de sus cortes con alta calidad fotográfica.

El nuevo sistema ofrece muchas ventajas… y algunos inconvenientes. Pero, sobretodo, un cambio de mentalidad. La reciente muerte de un videógrafo japonés en los disturbios de Birmania ha puesto sobre la mesa de nuevo esta cuestión que muchos quieren soslayar, como si cerrando los ojos muy fuerte, el mundo dejara de girar, con las virtudes y riesgos que esas transformaciones suponen. Para los románticos, hay quien dice todavía que la fotografía digital no tiene calidad, la muerte de la cámara de un sólo disparo será la muerte de la fotografía. Aika Kano cayó bajo las balas de la Junta Mililar birmana mientras trabajaba con una cámara de vídeo.

Era capaz de hacer un corte para Internet, una pieza para televisión o una foto para un diario. Tres lenguajes en uno, ¿alguien da más?

Blog de Angel Casaña,Madrid
Imagen captada por una cámara de seguridad

La exuberancia con la que el vídeo ha llegado a todos los rincones de la sociedad, propulsada por los YouTube y el interés de los consumidores por las noticias en este formato, ha lanzado al mundo de la información varios dispositivos, algunos de ellos manejados por una mano humana, pero no todos. ¿Es fotografía una imagen de satélite?, o ¿una radiografía? Para quienes hayan respondido rápidamente un no tajante, un par de ingredientes para la duda: véase la foto del día que distribuye la NASA, o la experimentación de algunos artistas con las imágenes obtenidas por resonancia magnética. ¿Hay fotografía en una cámara de vigilancia?

Esta semana la actualidad gráfica ha rotado en torno a una imagen capturada por una cámara de seguridad de un tren de cercanías en Barcelona. Hoy sabemos que se trata de la agresión, presuntamente xenófoba, de un joven con antecedentes penales, Sergi Xavier Matín Martínez, de 21 años, a una chica de origen ecuatoriano. Al margen de todas las consideraciones legales, éticas y morales que se han dado en los últimos días, la imagen sirve para plantearnos un hecho que será en adelante cada vez más común: la conversión de una imagen en movimiento en una fotografía de prensa.

Es el caso ante el que estamos. Si nos olvidamos del origen de la imagen, diríamos que se trata de una fotografía poderosa y de gran violencia. Un joven lanza una patada a una chica sentada en un vagón de tren, mientras habla por el móvil. En rostro de ésta ha sido borrado para mantener su anonimato. A pesar de haber declarado que estaba borracho, la figura del agresor parece mantenerse equilibrada sin problema. En primer plano, otro joven, aparentemente inmigrante también, gira la cara para no participar de la escena, tal vez por miedo, tal vez por insolidaridad. Las líneas rectas que acaban en el final del vagón, centran toda la atención en el agresor. Una gran fotografía, ¿o no?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: