Vida y muerte de un mártir


Conrado Rodríguez Gutiérrez, natural de Villanueva de la Peña, es uno de los 500 españoles que fueron beatificados el día 28 de Septiembre
M. ÁLVAREZ / VILLANUEVA DE P.
Después del levantamiento en armas y del inicio de la Guerra Civil (1936-1939) en las zonas que quedaron bajo la influencia del Gobierno de la República, se desencadenó una cruenta persecución religiosa.



Una de las víctimas de aquella caza de brujas fue el padre Conrado Rodríguez Gutiérrez. Natural de Villanueva de la Peña y perteneciente a la orden de los Agustinos de El Escorial, un 30 de noviembre de 1936 pasó a engrosar la lista de mártires españoles.



Él será unos de los 500 beatificados del siglo XX en España que serán santificados en Roma el próximo 28 de octubre. Junto a él lo harán otros 50 religiosos palentinos. Todos a los que se rendirá veneración fueron víctimas de la persecución religiosa española de los años 1934, 1936 y 1937.



Con estas líneas, Diario Palentino quiere recuperar la vida y muerte de Conrado Rodríguez, relatadas por su hermana Juliana Rodríguez, que aún vive en su pueblo natal de Villanueva.



Con 98 años recién cumplidos, Juliana Rodríguez es madre de ocho hijos y a pesar de que su vida ha estado dedicada casi por completo a los trabajos agrícolas tiene una lucidez y vitalidad envidiables.



Y con esta vitalidad explica cómo reaccionó cuando conoció la noticia de que su hermano iba a convertirse en uno de los santos de este siglo. «Aunque lo esperaba hace años, al decírmelo me eché a llorar como una niña. Aún hoy me saltan las lágrimas muchas veces».



Al mismo tiempo recuerda la última vez que vio a su hermano, justo el día en que se proclamó la República. «Lo recuerdo como si fuera hoy. Yo no estaba todavía casada y había ido a Madrid a la profesión religiosa de otra hermana. Al acabar la celebración fui con él a El Escorial. Me enseñó el Monasterio, la casita del príncipe… y de regreso a casa quiso acompañarme al tren. Apenas habíamos salido a la calle, era ya de noche, cuando un grupo grande – la mayoría parecían jóvenes-, ocupaba la vía con gritos tremendos. ¡Viva la República!, ¡abajo el clero!… Rompían cristales y tuvimos miedo. Él me dijo: ahora si que no voy contigo a la estación, y yo le contesté que tampoco iría sola. Tenía el billete sacado y la hora se echaba encima, así que volvimos al Monasterio donde pidió a un hombre mayor que me acompañara y por caminos solitarios llegamos a la estación y así regresé a casa».



A las pocas semanas, Conrado fue capturado por los republicanos.



Pasó varios meses encerrado, junto con otros religiosos, en la cárcel de San Antón. Ya el 30 de noviembre empezaron a bajar a los que iban a ser ejecutados. Poco después, ya en Paracuellos de Jarama, un tiro seco de fusil hizo que su cuerpo se desplomara sobre una fosa común. Fue así como se convirtió en mártir de la Guerra Civil española.



Ahora, casi 71 años después de aquel asesinato sus familiares preparan el viaje de peregrinación a la Santa Sede donde su fotografía pasará a convertirse en estampa, tal y como él soñaba.



Hasta Roma se trasladarán los ocho sobrinos de Conrado, hijos de Juliana, aunque ella no irá: «Mis hijos querían que fuera con ellos, pero eso ya no es para mí; hay demasiado bullicio. Lo veré más tranquilamente en la tele si lo echan», explica.




Conrado Rodríguez Gutiérrez, nacido en Villanueva de la Peña en 1901 y martirizado en Paracuellos de Jarama (Barajas-Madrid) el 30 de noviembre de 1936.



Comenzó sus estudios eclesiásticos en el seminario de Palencia, donde acabó Filosofía. «Se fue de pequeño al seminario y entonces ya sólo podía venir en verano. Después, de fraile, venía algunos días de vacaciones que los pasaba leyendo y jugando a los bolos con los vecinos los domingos. Tiraba la bola con izquierda», recuerda su hermana Juliana.



Pero con decidida vocación agustiniana ingresó en el Monasterio de El Escorial, de donde era ya profesor en el momento de su prisión.



Escritor fecundo, dejó numerosos escritos en revistas especializadas y mantuvo relación con poetas y literatos de prestigio nacional. Tenía editados ya dos libros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: