La fotografía, de hermana menor a estrella del arte contemporáneo

BUENOS AIRES SE SUMA A UN FENOMENO MUNDIAL
Es una tendencia que viene desde hace diez años. En la Ciudad proliferan espacios consagrados a exhibir diferentes expresiones del lenguaje fotográfico. Desde museos hasta galerías, un mapa del circuito
Considerada durante largo tiempo como la hermana menor de las artes, la fotografía logró hace algunos años dinamitar los prejuicios que la rondaban. Ahora, después de mucho batallar, se ha convertido en la niña mimadaparadigmas del arte contemporáneo

“En los últimos diez años se ha producido un proceso de inclusión de la fotografía en la escena del arte contemporáneo”, afirma Alberto Goldenstein, responsable de la fotogalería del Centro Cultural Rojas. “Antes de eso, los espacios de fotografía conformaban un circuito mucho más cerrado, tanto en número como en diversidad de propuestas. Ahora, gracias a esta especie de explosión de la fotografía, han surgido muchos lugares que permiten disfrutar de diferentes aproximaciones al arte fotográfico y de autores que trabajan sobre distintos formatos, lecturas y discursos”.

Uno de los resultados de este boom es que durante una semana cualquiera en la Ciudad se pueden encontrar exposiciones capaces de satisfacer todos los gustos. Desde obras en registro documental, marcadas muchas veces por la utilización del blanco y negro y las temáticas de denuncia social, hasta formulaciones experimentales que van desde lo conceptual hasta la estética intimista y autorreferencial de los fotologs.

“En este preciso momento están teniendo lugar exposiciones de grandes maestros como Robert Frank y Mario Giacomelli, o de figuras relevantes de la fotografía argentina como Liborio Justo”, afirma Juan Travnik, director de la fotogalería del Teatro San Martín. “Y, al mismo tiempo, en diferentes lugares se están exhibiendo también obras de muchísimos creadores jóvenes y experimentales. Eso habla de la riqueza del panorama actual del arte fotográfico en la ciudad”.

La expansión del mapa de espacios dedicados específicamente a la fotografía es, a la vez, causa y efecto del dulce momento que está atravesando la producción fotográfica en nuestro país. En paralelo a la labor de los artistas ha aparecido un mercado y coleccionistas dispuestos a apoyar su actividad, y se han fortalecido eventos como el Festival de la Luz o el inminente Buenos Aires Photo (en noviembre).

“Hay una mayor producción, más variada e interesante, y también más canales para mostrarla”, apunta Juan Travnik. “La fotografía argentina ha dado un gran paso al frente en los últimos diez años y esto es algo que se evidencia no solamente en el circuito local, sino en el reconocimiento de parte de instituciones, ferias y coleccionistas internacionales. En este marco, es muy importante que las nuevas camadas de creadores argentinos tengan la oportunidad de mostrar lo que están produciendo. Y ésa es, de alguna forma, nuestra responsabilidad”, concluye.

Además de los espacios que ofrecen una programación permanente a lo largo del año (ver mapa), otros sitios aportan de forma regular a la difusión del arte fotográfico en la Ciudad. Entre ellos se cuentan el Centro Cultural Recoleta, los museos Isaac Fernández Blanco, de Arte Decorativo y Malba, instituciones culturales como la Alianza Francesa y el Instituto Goethe, y galerías de arte como Ruth Benzacar, Palatina y Appetite, entre otras.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: