Celebración del milenio, con retraso

Elizabeth Blunt
BBC, Addis Abeba, Etiopía



Calendarios

Los etíopes se están preparando para celebrar el Año Nuevo, el 12 de septiembre. Es una fecha muy especial, puesto que es el comienzo del año 2000 y el principio de las celebraciones del Milenio.

Sin embargo, la razón por la cual lo celebran siete años más tarde que el resto del mundo, está estrechamente ligada a la historia etíope y a la creencia de su propia iglesia ortodoxa cristiana.

Los etíopes acomodados viven sin problema alguno entre dos calendarios.

En este país sigue siendo el mes de Nahase de 1999, si se habla en amhárico, y septiembre de 2007, si se habla en inglés.

La única cosa que parece de alguna manera molestarlos es la complicación que causa la sincronización entre los años bisiestos en los dos calendarios.

Pero incluso si siguen el calendario occidental, los etíopes no muestran ningún deseo de abandonar su calendario tradicional.

Trece meses

Es parte de su identidad nacional, sin mencionar el hecho de que esto también ayuda a la industria del turismo, puesto que pueden ofrecer a los visitantes 13 meses seguidos de sol.


Los niños etopes ondean banderas en Addis Ababa para celebrar el Milenio - 5/6/2007
La llegada del Milenio se celebrará con diferentes eventos.

El decimotercero mes es corto y es una de las indicaciones de que los etíopes tomaron su calendario del antiguo Egipto.

La fecha del Año Nuevo está ligada originalmente a la inundación anual que trajo vida al valle del Nilo.

Pero nada de esto explica por qué el milenio va siete años atrasado o por qué los etíopes piensan que están en 2000 y no en 2007.

Cultura conservadora

Ahmed Zakaria, profesor de historia de la Universidad de Addis Ababa asegura que la razón es que la iglesia romana enmendó su cálculo en el año 500 AC, ajustándolo en unos siete u ocho años.


Patriarca Abuna Paulos I
El patriarca Abuna Paulos I dice que Etiopía fue aislada de Europa.

“Vamos siete u ocho años por detrás del calendario romano, así que ésa es la diferencia”.

El recálculo de la fecha del nacimiento de Cristo fue tan sólo el primero de una serie de cambios que se hizo en el resto del mundo, pero que la iglesia etíope ignoró.

Eso se debió, en parte, a que el país estaba aislado, pero también, afirma el patriarca actual, Abuna Paulos I, a que los cristianos etíopes son muy conservadores.

“La gente no se inclina por ninguna reforma, especialmente cuando se trata de religión”.

“La gente es muy fiel, incluso cambiar el texto de una oración es una traición para muchos”.

“Debido a eso, han sido aislados. La gente es fiel a su fe y han mantenido sus propias tradiciones”.

Así que aquí, en Etiopía, sigue siendo 1999, todos somos siete años más jóvenes, y el 12 de septiembre, el 1 de Meskerem, finalmente nos uniremos al resto del mundo en el siglo XXI.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: