Cineastas y políticos lamentan la muerte de un director "genial"

EFE

Redacción Central, 30 jul (EFE).- Cineastas y políticos europeos lamentaron hoy el fallecimiento del guionista y director sueco Ingmar Bergman, a quien definieron como autor “genial” y “persona extraordinaria”.

El portugués Manoel de Oliveira, el realizador más longevo en activo, lamentó la muerte de uno de los directores más “geniales” y “controvertidos” de la historia del cine. De Oliveira, de 98 años, dijo a Efe en Portugal que con el fallecimiento del autor de “Persona” (1966) desapareció un “gran hombre y un gran director”. Agregó que sobre Bergman se podría “escribir un libro”, debido a los numerosos factores tanto a su favor como en su contra, entre los que destacó la controversia que creaba, especialmente en su país. El realizador luso explicó que Bergman superó la “línea de la genialidad” y lo comparó con otros grandes nombres, como el español Luis Buñuel, el italiano Roberto Rossellini o el francés Robert Bresson. Otra figura del celuloide, el director polaco Andrzej Wajda, declaró en Varsovia que el cine ha perdido a un artista que sabía descubrir el alma de sus héroes. Aunque en ese sentido fue un cine totalmente universal, Begman supo darle matices estrechamente ligados a su patria, porque los protagonistas “se comportaban como suecos”, según Wajda. “Bergman nos enseñó su Suecia, nos invitó a entrar en las casas de los suecos y a conocer sus problemas, sueños y vacilaciones, nos presentó a los niños suecos y a las mujeres suecas”, agregó. Wajda señaló que Bergman demostró a los representantes de otras cinematografías pequeñas, ligadas a la identidad de sus pueblos, que el cine es un arte que permite abordar muchísimos temas diferentes y hacerlo de una manera muy propia, muy singular. “Tuve la oportunidad de conocer a Bergman y me impresionó la capacidad que tenía de aislarse, de desentenderse de la gente que quería absorber su atención. Siempre sabía concentrarse exclusivamente en lo que le interesaba y gracias a ello supo crear un cine tan extraordinario”, concluyó. El director del Festival de Venecia, Marco Müller, recordó que el fallecido “reflejó en su filmografía las angustias y crisis del hombre europeo contemporáneo”. El cine de Bergman, “laico aunque de altísima espiritualidad, no pretende ofrecer respuestas y por ello seguimos encontrándonos en él, como en un espejo”, explicó en un comunicado con el presidente de la Bienal de Venecia, Davide Croff. El presidente de los premios David de Donatello del cine italiano, Gianluigi Rondi, definió a Bergman como el último de “los tres genios” del cine de la segunda mitad del siglo XX, junto al italiano Federico Fellini y el japonés Akira Kurosawa. Con su desaparición, “el cine moderno pierde a uno de sus últimos pioneros, un pionero genial”, añadió Gilles Jacob, presidente del festival de Cannes, para quien Bergman supo profundizar como nadie en el “misterio femenino”. Una cualidad que destacó también la directora general de Centro Nacional de Cinematografía de Francia, Véronique Cayla, quien hizo hincapié además en la capacidad del cineasta sueco para “desvelar el secreto de la condición humana, tocando así lo universal”. El ex director de la Filmoteca Suiza y del Festival de Locarno, Freddy Buache, calificó a Bergman de “persona extraordinaria y cuya obra no se puede resumir en tres palabras”. Asimismo, sostuvo que el fallecido fue “un intelectual y un místico”, en unas declaraciones citadas por la agencia de noticias suiza ATS. Desde el mundo de la política, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, recordó que Bergman era un admirador de la política de “excepción cultural” francesa, destinada a proteger el cine nacional. El fallecido “se impuso como uno de los genios de nuestro tiempo”, recalcó Sarkozy en un comunicado en el que apuntó que “Francia, tierra de la excepción cultural querida de Ingmar Bergman, honra aquí su memoria”. También la ministra francesa de Cultura, Christine Albanel, evocó al “inmenso cineasta europeo” y “extraordinario pintor del alma y las pasiones humanas”, que lega al “patrimonio cinematográfico mundial una obra universal e inmortal”. Asimismo, el alcalde de Roma, Walter Veltroni, conocido por su pasión por el cine, indicó que el fallecimiento de Bergman es “motivo de gran tristeza y pena”. En Puerto Rico, el cineasta Jacobo Morales declaró a Efe que recordará a Bergman como “un maestro”, pues sus películas le “ayudaron” en su formación, sobre todo por su “combinación de contenido y sencillez”. EFE

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: