Identifican a la momia de Hatshepsut gracias a una muela

AFP)
Ampliar foto

La momia de Hatshepsut. (Foto: AFP)

OLALLA CERNUDA

MADRID.- La reina Hatshepsut lleva años descansando en el tercer sótano del Museo Egipcio de El Cairo. Los científicos han tenido que realizar pruebas de ADN y varios escáneres a la momia para determinar que los restos que llevan décadas guardados bajo llave son los de una de las figuras clave del antiguo Egipto, y no de su nodriza, como se pensaba hasta ahora. La clave estaba en una muela.

“Durante todo un año, un equipo de científicos dirigido por el doctor Zahi Hawass, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, ha trabajado duramente para identificar a la momia”, señaló el ministro de cultura egipcio, El ministro de Cultura egipcio, Farouq Hosni, en una rueda de prensa para presentar al mundo el hallazgo.

Para identificar la momia, los arqueólogos se han valido de un molar encontrado en un vaso funerario que llevaba el nombre de la reina, y que se encontró en el templo de Deir el-Bahari. La muela encaja a la perfección con la dentadura de la momia, a la que le falta precisamente ese molar, según precisó Hawass en la rueda de prensa.

[foto de la noticia]

El profesor de odontología Yehya Zakariya fue el encargado de comprobar la dentadura de todas las momias que podrían encajar con la descripción de Hatshepsut hasta que dió con el hueco que acogía perfectamente el molar que tenía en sus mano. “El encaje de la muela con la mandíbula de momia nos reveló que se trataba sin duda de Hatshepsut”, señaló.

“Es 100% seguro. Se trata de una muela de 1,80 centímetros de ancho que encajaba perfectamente en el agujero de la mandíbula”, aseguró.

La momia de Hatshepsut fue una de las dos momias femeninas halladas en 1903 por Howard Carter -el mismo arqueólogo que halló la tumba de Tutankamón- en una pequeña tumba del Valle de los Reyes, denominada KV60. En el sepulcro, de unos 40 metros cuadrados, había dos momias, y desde entonces se pensó que una podía ser de la reina y otra de su nodriza, Sitre In.

Los investigadores califican el descubrimiento como “el más importante en la egiptología desde 1922, fecha del hallazgo de la tumba del faraón Tutankamón por el británico Howard Carter”.

Hatshepsut es una de las reinas más famosas del Egipto faraónico: vivió entre 1479 y 1458 a.C., y fue una de las “estrellas” de la pujante XVIII dinastía, en la que gobernó durante 29 años. A ella está dedicado el famoso templo de Deir al Bahri, una de las atracciones más visitadas de la ciudad de Luxor.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: