Requiere Fototeca Nacional de más espacio y tecnología: investigadora

México, 25 May (Notimex).- La Fototeca Nacional, ubicada en Pachuca, Hidalgo, está a su máxima capacidad y le urge tener nuevas instalaciones, afirmó la investigadora Rosa Casanova, ex directora de esa dependencia y compiladora junto a Adriana Konzevik de “Luces sobre México, catálogo selectivo de la Fototeca Nacional del INAH”.

Entrevistada luego de la presentación del libro coeditado por el Instituto Nacional de Antreopología e Historia (INAH) y Editorial RM, la especialista dijo además que el principal almacen fotografico del país necesita ampliar los servicios que ofrece, destinar mayores recursos para investigación y ampliar su catalogo de publicaciones.

“A la Fototeca Nacional -dijo- le urge tener nuevas instalaciones, y aunque todos sabemos que la cultura tiene pocas posibilidades económicas, las necesita por muchos motivos, pues ha crecido de tal manera que ya no cabe y necesita tener otra serie de servicios para tener las posibilidades de una institución moderna”.

En el momento de su inauguración ocurrido hace 30 años, fue una de las instituciones más avanzadas en su tipo, sin embargo, ahora necesita “más investigadores que puedan trabajar sobre los diferentes acervos y temas; tener más publicaciones, pero todo esto implica un proceso que es difícil en las circunstancias de la Fototeca, reconoció.

Creada en 1976, al Fototeca resguarda el acervo fotográfico más importante del país con cerca de 900 mil piezas que cubren 160 años de fotografía en México, actualmente es el centro de actividades del Sistema Nacional de Fototecas (SINAFO) y cuenta con 41 fondos provenientes de diversas adquisiciones y donaciones.

El material con el que cuenta se refiere tanto a las diferentes etapas de la técnica y el arte fotográfico y al extenso horizonte de disciplinas que tuvieron en la fotografía una herramienta básica de trabajo, como la arqueología, la antropología, la arquitectura, el urbanismo, la sociología, la economía, la ecología, la salud, la astronomía y la historia.

Este recinto, agregó Casanovaq, “necesita más espacio”, que podría implementarse en el mismo ex Convento de San Francisco donde se ubica, además de colocarse a la vanguardia en cuanto a equipo se refiere, de acuerdo con las últimas tegnologías de la fotografía.

Explicó que parte de los acervos con que cuenta la Fototeca, tienen su origen en el desaparecido Museo Nacional que integró una de las más ricas colecciones de tomas relativas al estudio arqueológico, etnográfico, histórico y monumental de México.

El recinto cuenta además con un Centro de Documentación, que reúne material documental, hemerográfico y bibliográfico de temas referentes al quehacer fotográfico. Sigue. Requiere/dos/fotográfico.

También existe en el inmueble una sala de exposiciones temporales en la que se presentan muestras fotográficas consideradas de nivel internacional, y el Museo de la Fotografía, en el que se materializa una parte fundamental de la labor que se lleva a cabo en esta institución.

En la compilación, presentada en el auditorio Fray Bernardino de Sahagún del Museo Nacional de Antropología, con los comentarios de Alfonso Morales y Antonio Saborit, se incluyen 326 imágenes que dan cuenta de cada uno de los fondos que integran el acervo de la Fototeca.

El catálogo, editado en español e inglés, contiene una variedad de fotografías a lo largo de sus casi 300 páginas que dan cuenta de la historia del país y es acompañado por un disco compacto que posee mil 200 imágenes, todas ellas provistas de un sistema de búsqueda para consultas cruzadas y de su respectiva ficha técnica, enriquecida con observaciones.

“Luces sobre México” se estructura a partir de los fondos que alberga la Fototeca, mediante su clasificación en cinco vertientes: el Casasola, como fondo fundacional; los institucionales: Culhuacán, Chapultepec, Etnico, Prehispánico, Expedición de Cempoala y Jorge R. Acosta.

Además, da cuenta de los coleccionistas: Felipe Teixidor, Guillermo Tovar de Teresa, Familia Alvarez Bravo Urbajtel, Otto Dahl y Jorge Guerra; los autorales: Cruces y Campa, C.B Waite/ W. Scott, Guillermo Kahlo, Hugo Brehme, Tina Modotti, SEMO, José Antonio Bustamante, Arnulfo Viveros, Bonifacio Maraveles, Nacho López, Consejo Mexicano de Fotografía, Carlos Jurado y Fotografía Extranjera.

Pero también integra los fondos provenientes de donaciones, adquisiciones y otros como Imágenes de Cámara, Juan Antonio Azurmendi, Observatorio de Tacubaya, Eduardo Oropeza, Vives Price, Marcos Rocha, Peter Smithers, Fotografía Estereoscópica, Estado de Hidalgo, Estados de la República , Salud Pública, Serrano/Vidal, Revista Hoy, Gustavo Díaz Ordaz e Incremento Acervo.

Con un preámbulo del historiador y crítico de arte Olivier Debroise, el catálogo da cuenta de la labor fotográfica de profesionales y aficionados; informa sobre las diversas técnicas empleadas; deja constancia de la vida misma de las piezas, muestra la dimensión internacional del acervo, y reseña las imágenes fotoperiodísticas, del ámbito cotidiano y de búsqueda artística.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: