Divagaciones en torno de un desnudo


Por: Rafael Cardona |

Pueblan los mensajes ofensivos contra Marcelo Ebrard los espacios del correo electrónico al pie de estas notas. Lo injurian e insultan por haber autorizado la colectiva expresión del encueramiento precisamente frente a la Catedral y el Palacio Nacional donde aspira despachar cuando los arreglos con el PRD (y el señor Don Andrés) y los votos del pueblo así se lo permitan.
Le dicen cosas horribles sobre su sexualidad y su vida presente. Tan obscenas e insultantes como para no repetirlas.
Pero entre ellas alguien analiza: al jefe de la Biblioteca Vasconcelos lo echan por permitir fotografías de una colección de ropa y nadie hace nada cuando en un espacio de valor histórico y simbólico —“y es surtidor de católica fuente que de responsos llena el victorial Zócalo de cenizas de tus plantas”, decía López Velarde—, como la Plaza de la Constitución se muestran cueros y más.
¿Pero en verdad es para tanto? Yo no lo creo así, al menos no por el cierto o falso contenido inmoral del asunto. A fin de cuentas la moral es como el ombligo, cada cual tiene la suya.
La vergonzosa exhibición de cuerpos desnudos en esta ciudad no se la debemos al señor Spencer Tunick, quien no deja de ser un pícaro de siete suelas, experto en desvalijar a los incautos y esnobs de medio mundo, sino a César del Ángel a quien le deberían dar el remedio suministrado anteayer a don Ignacio del Valle.
La muestra de indignidad e irrespeto a las cuales Del Ángel somete a sus encuerados de la Plaza de los Ferrocarriles, ante la impasible mirada del doctor Luis Pasteur y nuestro padre Cuauhtémoc, si lleva desde mi punto de vista un contenido de obscenidad impresentable.
Lo otro, la fotografía de una manada de humanos en pelotas, reducidos a su condición de rebaño en estado natural no resulta ofensivo ni truculento como lo otro.
En un caso se muestra la perversidad política asociada con la manipulación interesada y pedigüeña, en el otro únicamente la demostración de la ilimitada condición de la estupidez humana.
¿Estúpidos por desnudarse en grupo?, no; imbéciles por creer en esa actitud el protagonismo en una obra de arte.
Para quien se atreva a definir el contenido artístico de algo, me gustaría someter el interés de esta muestra nudista a la existencia de otro “artista” contemporáneo, el señor Piero Manzonni quien en la Italia de los tardíos años sesenta produjo cien latas de conserva al alto vacío, las cuales rellenó de mierda. Pura mierda suya.
Manzonni las puso a la venta y tasó cada gramo de sus heces en la cotización del día para el oro. Baste decir un dato: las vendió todas y alguna se alzó tiempo más tarde por encima de los 30 mil dólares.
En un mundo donde alguien le pone a cien gramos de caca enlatada un precio de ese tamaño, Tunick y su rebaño desnudo pueden calificar su espectáculo de arte.
No se trata, diría alguien, de comparar dos cosas de negativa esencia ni vulgar procedimiento, y tendrá razón. Pero las vestiduras destrozadas no quedan ni siquiera cuando se habla de personas sin vestimenta alguna, en especial en una ciudad donde durante cuatro sexenios un escultor, Francisco Olaguíbel, pugnó hasta la desesperación por el retiro del impuesto taparrabos de una escultura de la Diana Cazadora pues sus rotundas caderas de delicia broncínea, habían ofendido a la mocha esposa del mocho y mandilón presidente poblano, Manuel Ávila Camacho.
La fotografía en el Zócalo me parece una bonita forma del desmadre, pero compararlo con la Capilla Sixtina del arte fotográfico o darle un valor más allá de la ocurrencia ingeniosa (ingenio y genio no son la misma cosa) me parece fuera de proporción.

racarsa@hotmail.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: