La fotografía: una necesidad interna

Por Lourdes José Pérez

Image
Foto: Félix Reyes

Estudió economía pero su pasión por la fotografía hizo que dejara de ejercer su profesión, “el acto de tomar una foto y el tener resultados, esa relación de ver la imagen y sentir una correspondencia, el saber que había creado cosas y en la economía no sucedía eso; me hizo cambiar, tenia que investigar, partir de muchas cosas ya dadas, para lograr ver resultados y en la fotografía es una cuestión natural” explica Alejandro Echeverria, fotógrafo oaxaqueño.
A los 22 años terminó su carrera, trabajó hasta los 30 años como economista, dos años antes empezó a tener contacto con lo que es la imagen, una cuestión totalmente desconocida para él, “al poner el ojo en el visor como que mi realidad se pierde, esa parte externa se va, la olvido, hay como un sumergimiento en ese visor y en ese motivo que estoy observando y delimitando y cuando veo esa imagen, para mi es muy importante y creo que a partir de ahí surjo como fotógrafo”
Para mí el acto de tomar fotos es una necesidad interna, poder sacar mi estrés y esa parte de locura que tenemos, sumergirme en ese mundo que es muy del fotógrafo, donde existe la individualidad y soledad con mi cámara y mi andar señala Echeverría
Reconoció que la fotografía documental o fotoperiodismo le cuesta trabajo, prefiere trabajar sobre el entorno urbano, encontrar en las paredes esos signos donde se expresa mucho la cuestión personal, humana o la cuestión social, su afección es mucho más al color, textura, formas que podrían acercarse más a la reflexión pictórica.
Dentro de sus trabajos importantes está el que realizó con la gente de la restauración en Santo Domingo porque “fue el contacto con la gente a las que llame los hacedores como el cantero, ladrillero, albañil, el peón, gente que bajaba de todos los pueblos que vivía y convivía ahí, desempeñando un trabajo muy duro y sus condiciones eran las mismas que hace 500 años cuando se construyo ese edificio”.
Su más reciente y primera exposición individual del fotógrafo en el extranjero se realizo en Portland, Oregon en la galería Froelick con 13 fotografías a color, tres de las cuales de la serie titulada “Borrón y cuenta nueva” “se refiere a la cuestión del movimiento que se dio y se vive en Oaxaca, la acción de las consignas en contra del gobierno y la acción del gobierno de borrarlas, sin embargo se iba acumulando y quedaban ahí todas las huellas de las frases”
Las otras diez fotografías, explica el artista se refieren al trabajo que siempre ha realizado sobre los registro de muros y el entorno urbano, tomas que captan en su andar cotidiano sin alterarlas
En cuanto a los muros que ha registrado desde hace diez años el artista cuenta que las intervenciones en los muros han variado de las consignas políticas al grafiti totalmente personal sin ninguna cuestión pero el movimiento del año pasado fue mucho mas fuerte esa intervención, el esténcil fue una de las situaciones mas fuertes dentro del movimiento ya que antes no existía o el hecho de pegar carteles en lugar de pintar, pues todas esas huellas de papeles y esas huellas en la pared han cambiado, esas sensaciones acerca de las texturas y del color que se expresan ahí.
La primera exposición del artista de la lente fue en 1990, Las canteras de Ixcotel, único trabajo en blanco y negro que ha realizado, obtuvo la primera beca del FOESCA 1993-1994 con el trabajo de restauración en Santo Domingo que se expuso posteriormente en el palacio de Minería en México y en Oaxaca, siguió su participación en el primer Foto Septiembre en 1996 en la Alianza Francesa, expuso “Muros Temporales” en el Museo de Arte Contemporáneo, y en 2004 presento la obra “En concreto” en el Álvarez Bravo.
Alejandro Echeverría afirmó que como fotógrafo hay una situación muy marginal dentro del mercado, “En mi caso he tenido la oportunidad de vender mi trabajo, ya sea en el ámbito personal o a través de algunas galerías; en Oaxaca faltan instituciones que puedan enfocar apoyos para los fotógrafos oaxaqueños; aunque quisieras exponer nadie te apoya para imprimir o para que envíes tu trabajo a otros lugares para que se exhiban”.
La fotografía en Oaxaca es muy pobre, no hay concursos o una feria de fotografía, aquí viene Foto Septiembre, pero no hay convocatorias de algún tema, para que todos los fotógrafos oaxaqueños puedan presentar algún trabajo con criterios de selección. Existe el Centro Fotográfico Álvarez Bravo o la Casa de San Agustín Etla, pero ninguno de los dos se ha preocupado por hacer concursos o llevar un seguimiento de cual es el progreso de los fotógrafos de la entidad.
Para el destacado fotógrafo, la tecnología digital aún no llega a sus manos, prefiere su cámara análoga Nikon, pero según su opinión con las cámaras digitales la tendencia es eliminar las películas, como que de aquí a 10 años ya no producirán rollos, “por ejemplo la diapositiva costaba 45 pesos y ahora cuesta el doble, en vez de que baje va incrementado los costos. Sin embargo tomas fotos con la cámara digital, lo bajas a tu computadora y se puede decir que no gastaste nada pero ya no se tiene una resolución buena para ciertos formatos. Para mí lo digital no le ha llegado a la calidad de los negativos, bueno en la mayoría de las cámaras
Alejandro Echeverría con sus años en la fotografía se siente satisfecho de tener una manera de ver, componer y expresar a través de imágenes, un papel importante dentro de la fotografía en Oaxaca. El artista ya prepara su siguiente exposición “Paisaje” para la Universidad Pedagógica Nacional de México.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: