Inicios de la fotografía en movimiento en Cuba

Por: Rufino del Valle
(CUBARTE)El cine no es más que fotografías en movimiento, y ésta es la base fundamental del medio, en una secuencia de 24 fotogramas o cuadros por segundo. Se puede decir sin posibilidad a equivocación que sin la invención de la fotografía no hubiera existido el cine.

La introducción del cine en esta región del Caribe, ocurrió en fecha muy temprana, como sucedió con la fotografía. En París se hizo su estreno mundial público, el 28 de diciembre de 1895 y en La Habana se efectuó un año y días después de su estreno mundial, el domingo 24 de enero de 1897, a las seis de la tarde en el Café Tacón, entre el teatro de este mismo nombre y el Cuartel de Bomberos, en Prado No. 126 entre San Rafael y San José. El encargado de esta representación fue el francés Gabriel Veyre, farmacéutico de profesión, recién llegado de Veracruz, México, (donde ya había introducido el cine en 1896) y representante personal de la Casa Lumière de París.

De acuerdo con los datos recogidos en La Ilustración de Cuba del primero de febrero de 1897, las primeras cintas exhibidas fueron El desayuno del bebé, Jugadores de cartas, Baile de tropa, Artillería de montaña, La llegada del tren, El jardinero , etcétera y definía lo siguiente “En un gran lienzo de forma cuadrilateral se proyectan fotografías de movimiento de tamaño natural”.

Acto seguido, con el asombro de esta nueva invención, el sábado 7 de febrero de 1897 se filmó la primera película cubana. Esta cinta fue realizada por Veyre que, aprovechó la estancia de la actriz española María Tubáu de Palencia (1854-1914) en La Habana , con la cual rodó Simulacro de incendio , de un minuto de duración. Según el historiador Raúl Rodríguez González “El filme en cuestión puede verse desde dos puntos de vista para explicar el por qué de su realización: de un lado, el Cuartel de Bomberos quedaba a sólo unos metros del local en que Veyre realizaba sus exhibiciones de cine, y … los camarógrafos Lumière filmaban escenas de los países que visitaban y, de otro, a que en el mundo estaban de moda las filmaciones de los bomberos, dado el carácter de peligrosidad y espectacularidad de esta actividad…” esta cinta además revistió un carácter político porque, “primero, los bomberos apoyaban (por ser forzados o por conveniencia), al gobierno colonial español…, segundo, María Tubau apoyaba también a los sectores integristas …por ser la actriz de la soberana española…”.

Otro dato curioso lo protagonizó José E. Casasús, actor cubano de renombre, que había incursionado como empresario cinematográfico en Yucatán, México, compró el aparato No. 11 fabricado por los hermanos franceses Pathé, lo trajo a Cuba y con dos plantas eléctricas móviles recorrió el país exhibiendo el cinematógrafo. A él se le debe el haber sido el primero en llevar el cine al interior de la isla “con lo que puede considerarse como el primer antecesor del cine-móvil actual”; se le debe además el haber filmado la primera película hecha por un cubano El brujo desapareciendo , en 1898, en el que actuó como actor. La cinta por ser patrocinada por una firma cervecera y ser de publicidad, tiene un argumento muy sencillo y acorde al tema “el brujo desaparece para ir a beber una cerveza”.

El cine silente en Cuba “fue hecho por cubanos, con capital cubano y con temas cubanos…, en el lapso de 1899 a 1914” , lo cual “ constituyó una posibilidad cierta de surgimiento y desarrollo de la industria cinematográfica nacional a pesar del predominio del cine europeo en esos años”.

Además de los directores de fotografía y los camarógrafos existe una fuente de consulta visual a través del still, que aporta innumerables datos de las películas realizadas así como todo lo que ocurre detrás de las cámaras de cine, conocido también como foto fija o foto de producción y su realizador el stillman (tomado del inglés). Es el fotógrafo que documenta todo el acontecimiento que ocurre durante la filmación. Los más destacados stillman del cine cubano han sido entre otros: Gilbert, Federico Buendía, Fernando Lezcano, Newton Estapé, Jorge Hajdu, Rolando Dovo, últimamente Pedro Rodríguez (Perucho), Mario García Joya, José Luis Rodríguez (Tom Mix), y José Hernández Suárez-Solar (Pepe el loco).

El desarrollo de la fotografía en el cine en Cuba comenzó con la industrialización del medio y la fundación del Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica (ICAIC), en 1959, de donde surgen fotógrafos y camarógrafos de gran prestigio para el cine cubano y latinoamericano.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: