‘Maras. La cultura de la violencia’, nueva exposición gráfica de Isabel Muñoz


La fotógrafa catalana Isabel Muñoz rinde culto al individuo con la exposición ‘Maras. La cultura de la violencia’, que se presentó hoy en Madrid. Un total de 60 fotografías conforman esta exposición, para la que Muñoz ha viajado hasta El Salvador para retratar los cuerpos tatuados y miradas de los miembros de la banda de los maras, unos jóvenes delincuentes que están presos en cárceles salvadoreñas.


La concepción de la muerte es algo que tienen muy presente los miembros de esta bandas y la fotógrafa ha sabido captar la esencia de este interés marcado en su cuerpo, al tiempo que las escenas violentas que se hallan en sus cuerpos, conviven con alusiones sexuales y retratos familiares.

Muñoz estaba realizando una serie de fotografías sobre la cultura del tatuaje en Etiopía, cuando llegó a sus manos un reportaje sobre los maras. La fotógrafo se interesó por la contradicción de que ‘cada día se eliminan más de las ciudades y cárceles los grafitis y aparecen más en los cuerpos’, apuntó. Muñoz decidió trasladarse a El Salvador para ‘contar que existen algunos jóvenes en pleno siglo XXI que utilizan sus cuerpos como libros’.

Gracias a la ayuda de Pepe Moratalla, padre salesiano destinado en El Salvador, la fotógrafa pudo adentrarse en las prisiones del país, para rescatar además de las imágenes, los testimonios que otorgan los números, retratos y escenas de los cuerpos de los pandilleros. ‘Sus cuerpos representan la personificación del mal’, manifestó Moratalla al referirse a los símbolos que hacen alusión al diablo y la muerte de los maras.

Para Muñoz, el ritual de los maras de tatuar sus cuerpos ‘es una forma de lenguaje’, con el que muestran su dolor, frustraciones y recuerdos. ‘Mi forma de expresarme es a través de la fotografía’, declaró la autora al explicar las motivaciones que le llevaron a retratar a los jóvenes pandilleros. ‘Quería contar una realidad’, concluyó.

‘Isabel ha creado un lenguaje propio’, destacó el comisario de la exposición, Publio López Mondéjar, quien además añadió que ‘aunque me asaltaron dudas para aceptar este trabajo, las fotografías me hablaban de lo más sombrío del hombre’, por lo que decidió hacerse cargo del comisariato de la muestra. ‘Las imágenes conforman una apoteosis del individuo’, concluyó López.

De este trabajo, nace un catálogo de rostros inquietantes, de cuerpos repletos de dibujos: telas de araña, calaveras, cruces gamadas y tumbas, que representan unos códigos que sólo quienes los poseen, llegan a entenderlos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: