La Paz de antaño en la fotografía de Julio Cordero


(Bolivia.com)

La exposición de fotografías de Julio Cordero de la ciudad de La Paz de Antaño se expone en cinco salas del Museo Tambo Quirquincho. La muestra se exhibirá hasta el 30 de Abril.

Son cientos los momentos retratados por Cordero, en esta muestra se destacan más de un centenar fotografías, es así que el visitante puede transportarse a una ciudad con escenarios y personajes propios de la época de 1890 a 1940. El Paseo de El Prado, antiguamente conocido como “Alameda”, era un espacio de socialización de las elites de entonces, eso puede conocerse y se preserva gracias al lente de Cordero, que plasma asimismo las avenidas Arce y Mariscal Santa Cruz.

También, se destacan en blanco y negro imágenes que muestran los oficios como el de dentista, artesanos, médicos, carro basurero, entre otros, reflejando los vestuarios y escenarios que se empleaban para ejercer las diferentes labores.

Por otra parte, se presenta la exposición de 15 trajes tradicionales empleados por la Chola Paceña entre 1890 a 1940. En la muestra se rescatan vestuarios que reflejan la tendencia española, por contar con polleras y mantas con bordadas parecidas a las empleaban las damas de España, asimismo botas de media caña con tacón alto y abotonadura a los lados, y sombrero de copa. A partir de 1900 éste último cambia por el borsalino que tiene forma más redonda y chata, y que aún se mantiene, destaca la Responsable del Museo Tambo Quirquincho, María Teresa Rojas.

El fotógrafo Julio Cordero

Julio Cordero nació en Pucarani el 17 de agosto de 1879, pero vivió en La Paz desde niño. Ya joven trabajó de ayudante en el estudio fotográfico “Valdés”. A los 21 años abre su estudio y desde entonces se convierte en el fotógrafo preferido que coloca el lente en la vida social, económica y política de todas las clases sociales. Su talento y simpatía fueron determinantes para este éxito.

Su obra transmite valores que llegan a nuestras retinas a través de retratos de las clases privilegiadas situadas al mismo nivel que las cholas, indígenas, delincuentes, militares, niños y jóvenes que, a decir de su nieto, que heredó el nombre y apellido de su abuelo, Julio Cordero, buscaban lo mismo en su tiempo: reconocimiento social.

La tercera generación que mantiene vigente el estudio, atesora 5.000 negativos digitalizados y más de 100.000 negativos sin catalogar logrados en 105 años de trabajo continuo.

Innegablemente “Fotos Cordero” ha marcado un hito de la fotografía sudamericana del siglo anterior y permite a los bolivianos mirarnos a nosotros mismos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: