Florencio Arnán: «El MAC debería abrir por la tarde y cerrar a medianoche»

Foto
Ampliar Florencio Arnán, durante la entrevista / Vicent Marí

Florencio Arnán, que recibió el lunes la Medalla de Plata del Consell por su labor en la gestación y alumbramiento del Museo de Arte Contemporáneo, acaba de acceder a la jubilación, sólo académica ya que continúa trabajando incansablemente al frente de la fundación cultural Actilibre, que creó el certamen Stampa, entre otras iniciativas.

Eivissa | José Manuel Piña
Florencio Arnanz y Lombarte disfruta ahora de una espléndida jubilación tras una no menos brillante trayectoria profesional como catedrático de Artes Plásticas y Diseño, que culminó en la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales. Entre sus logros, algunos de especial interés para el pasado, presente y futuro cultural de las Pitiüses: la creación del Museo de Arte Contemporáneo (MAC) y su Bienal Ibizagrafic, méritos por los que recibió el lunes la Medalla de Plata del Consell.

-¿Visita usted con frecuencia el MAC? ¿Qué opinión le merece actualmente?
-Sí, claro. Sigo con bastante atención la trayectoria del museo en los últimos tiempos. Sigo perteneciendo a su patronato, que presidí. También fui uno de los primeros directores, tras el marqués de Lozoya, y viví personalmente la crisis que sufrió el centro en los años setenta hasta que el Ayuntamiento de Eivissa se hizo cargo de su gestión.
-¿Responde actualmente el MAC a lo que usted había imaginado cuando se planificó su creación o son ahora otros tiempos?
-Son otros tiempos, pero como se dice de las instituciones o los deportistas, tiene sus momentos mejores y sus horas bajas. Yo creo que el MAC vive ahora horas bajas. No tiene una trayectoria muy definida ni tiene una planificación que permita saber qué se piensa hacer a años vista ni hay una línea argumental coherente. Tampoco es fácil acceder a él, no por cuestiones arquitectónicas, sino por sus horarios. No es normal que esté cerrado a las horas en que debería estar abierto y todo lo contrario. En Eivissa, lo normal en verano sería que abriese por la tarde hasta las once o las doce de la noche, algo que están haciendo ahora todos los museos de este tipo.
-Ahora se abre una etapa de esperanza con esas obras de ampliación y acondicionamiento que se iniciarán de inmediato ¿no?
-Sí.
-¿Surgió la idea de crearlo porque Eivissa vivía un momento de esplendor con todos los grandes artistas que llegaron a vivir aquí?
-La isla era entonces un vivero de artistas importantes. Yo creo que no se ha repetido nunca más en intensidad aquel fenómeno. Ya la primera convocatoria de la Bienal, en 1964, se anunciaba la intención de crear en Eivissa un museo de arte contemporáneo, incorporando a sus fondos las obras ganadoras de cada edición del certamen. En aquella ocasión pudimos aprovechar las salas del Ayuntamiento que había dejado libres el instituto Santa Maria. En 1966 fuimos al Museo Arqueológico, que aún estaba en obras, y en ediciones posteriores aprovechamos el Polvorín, que acababa de abandonar el Ejército.
-¿Qué nivel de calidad tienen, en su opinión, los fondos del museo: notable, irregular…?
-Los primeros fondos proceden fundamentalmente de dos fondos: las obras premiadas en la Bienal, cuya calidad depende mucho de la composición de cada jurado, y el que llegó a Eivissa procedente de otros museos españoles como ayuda al museo que nacía. Hay que decir que el de Eivissa fue en su momento el primer museo de arte contemporáneo de España. Había un museo de arte moderno en Madrid y luego han surgido muchos más, pero el de Eivissa fue el primero. De esas donaciones ya puede decirse que hay más unidad, y esa es la base. Otra fue la que hizo una entidad de Madrid, que recogió también fondos para el museo. Luego se ha ido comprando, aunque no sé si con un criterio especial o planificado. En 1972 la Bienal se convirtió en Ibizagrafic, certamen de obra gráfica, porque había grandes dificultades de transporte, así que se buscó la opción que resultase menos difícil y se eligió el grabado, más ligero.
-La Bienal se ha abierto en las últimas ediciones hacia el arte digital, ¿cómo contempla esta evolución?
-Siempre que se trate de arte gráfico, incluyendo la fotografía, se puede incorporar cualquier novedad, pero también pienso que no debe perderse la identidad. Quien pierde la identidad pierde casi todo.
-De todas formas, la tecnología está invadiendo también otras ramas del arte, no sólo la pintura.
-Sí, hasta la música. Eso está provocando una crisis, una agonía, entendida esta palabra como una lucha. Obras que eran revolucionarias hace veinte años están hoy ya desfasadas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: