Arte por las papeleras: concurso participativo de fotografía digital de Gualeguaychú

Bajo el slogan “¡Tu foto defiende la vida!” el primer concurso de fotografía del medio ambiente pretende crear un archivo para la conciencia ambiental de las dos orillas. Tope de entrega de obras: el 20 de abril.
. La página del concurso, dividido entre las categorías infantil, juvenil, amateurs mayores y profesional, La página del concurso, dividido entre las categorías infantil, juvenil, amateurs mayores y profesionale Fabricio Soza, de la redacción de Clarín.com La búsqueda de una solución ambientalista al conflicto entre Argentina y Uruguay no afloja y si bien se han hecho múltiples producciones culturales tanto a favor como en contra de la instalación industrial, una nueva oportunidad para formar parte de la movida se mantendrá abierta hasta el 20 de abril. El primer concurso de fotografía del medio ambiente apunta a la participación popular –argentina y uruguaya- y la toma de conciencia colectiva ecológica.

¿Cómo puede ayudar el arte a resolver el conflicto? “Más que un concurso de arte yo lo definiría como una expresión popular que ayuda a tomar conciencia y formar un archivo audiovisual sobre temas ambientales, que en este caso tiene el epicentro en Gualeguaychú-Fray Bentos. Es importante rescatar cómo era hace 80 años la costa, totalmente natural y sin contaminación alguna, y se puede hacer a través de fotos tomadas por los habitantes de ambos países, de un álbumes familiares”, le comenta a Clarín.com Emilio Cartoy Díaz, uno de los organizadores y director de TEA Imagen y Radio TEA. Un ejemplo de lo que se intenta rescatar es la altura y la vegetación que tenían las barrancas del río Uruguay antes de que “se construya una mole de cemento tan agresiva al paisaje”.

La propuesta es simple pero al parecer efectiva, por lo menos en su intención. Cualquiera que tenga una foto que registre concreta o simbólicamente el conflicto generado por las papeleras y pasteras, podrá mandarla en formato digital. ¿Cómo? Por correo electrónico y se puede presentar tanto una fotografía como una serie de hasta 3 imágenes en color o blanco y negro. Además, deberán presentarse en formato .JPG a 150 dpi, en tamaño no menor de 800 píxeles de ancho y no mayor a 1200 -condiciones de diseño-. Por supuesto, habrá distintos premios para los ganadores. Las categorías generales son: infantil, juvenil, amateurs mayores y profesionales. También se dividieron dos categorías especiales: social, histórico y ambiental, para presentar testimonios fotográficos históricos de las riberas del río Uruguay sobre las costas de Fray Bentos y Gualeguaychú; y la internacional: registros fotográficos de plantas de celulosa o papeleras instaladas en todo el mundo, que reflejen los efectos en el medio ambiente.

Luego de que un jurado internacional elija los ganadores, se hará una muestra que recorrerá ambos países, no sólo en las dos ciudades cercanas al conflicto, sino que también por Rosario, Paraná, Mercedes, Montevideo, Rocha y Colonia, entre otras. “Hay que resaltar que la categoría internacional, es importante para que cuando la muestra empiece a girar, la gente vea situaciones de desastres ecológicos por distintas causas. Por que parece que algunas personas piensan que esta es una lucha entre los que dicen que está bien y los que no, pero esto traspasa todo. Todos estos trastornos ambientales son producto de esa desinformación, el desinterés, el ocultamiento de montones de cosas”, dispara Díaz. Y denuncia: “También se miente en que este tipo de plantas generan mucho trabajo y es mentira: está comprobado en todo el mundo, están las estadísticas y los números”.

Uno de los ítems más importantes que se señala es formar a futuras generaciones, que vivirán estos temas mucho más acentuados que hoy. “Los niños son la potencialidad de nuestros futuros dirigentes, sean políticos, gremiales o lo que fuese. Vemos lo que pasa con la contaminación, con el ozono, los deshielos, los bosques y en 50 años las proyecciones son terribles. Esto hay que empezar a pararlo hoy porque no se trata de una pastera sí o una no, esta pastera representa que vengan 10 o 12 más en un sector sólo de América Latina. Hay para Perú, Brasil, Colombia y no sólo esta industria, sino la minería, el petróleo, los gases, todo esto que hacen al mundo que uno les deja a los hijos y nietos”, concluye Díaz.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: