Anna Soler habla sobre su paso por el mundo gráfico

“Estoy convencida que la fotografía convierte a las personas en personajes principales de momentos mágicos”: Anna Soler, artista visual. Foto: El Sol de San Luis.
La fotografía convierte personajes principales de momentos mágicos
El Sol de San Luis
San Luis Potosí, San Luis Potosí.- “Creo que día a día hay magia. No hace falta ir a ver a un mago, para encontrarte con la magia. Estoy convencida que la fotografía convierte a las personas en personajes principales de momentos mágicos”, así lo señaló Anna Soler, artista visual.

Sobre la propuesta fotográfica, denominada “Combi, Proyectos Fugaces”, la autora señaló: “La intención era hacer retratos de las personas que viajan en la combi, porque se me hace muy interesante la forma de viajar, todos apretujados y como se junta una persona a lado del otro, que nunca estarían tan juntos en cualquier otra parte de la cuidad más que en la combi.

La forma de trabajar era similar a través del visor, con la cámara apoyada en las piernas y disparando sin que se dieran cuenta para captar la cotidianeidad en un reflejo, no construido”.

La fotógrafa española Anna Soler aceptó que el proyecto fotográfico puede ser catalogado como un estudio antropológico, ya que según la artista, las relaciones interpersonales que se dan en un espacio de convivencia como lo es el medio de transporte llamado combi, lo convierte en una pequeña sociedad efímera.

Anna Soler quien actualmente radica en la ciudad de Morelia, al hablar sobre su experiencia al realizar el proyecto fotográfico, dijo: “Fue muy divertido, porque a veces incluso a través de la mirada, y a través del visor, ni siquiera miraba lo que iba a fotografiar, estaba mirando por la ventana e iba disparando. Entonces, luego me encontraba con sorpresas muy interesantes. Actitudes, como que la gente estando tan cerca, uno de otros se meten en su propio mundo y ves en los rostros pensamientos íntimos que están, que están totalmente aislados del espacio en el que están, por que están en su propio mundo interior”.

“La combi es mi transporte, es lo que yo uso siempre desde que vivo en Morelia, hace ocho años. Durante ese año estuve muy clavada en fijarme en esos momentos, ahora ya no vivo tan pendiente de la combi, tan pendiente de lo que está sucediendo. Mi experiencia es mi medio de transporte, y me gusta se me hace divertida”.

Soler destacó: “A mí lo que me gusta es que son momentos cotidianos, que a través de la fotografía, conviertes, un instante en mágico. Creo que la cotidianeidad trae magia. Creo que día a día hay magia, que no hace falta ir a ver a un mago, para encontrarte con la magia y que la fotografía los convierte en personajes principales de momentos mágicos”.

Al particularizar sobre un elemento tan primordial en su proyecto, Anna Soler refirió: “La combi me gusta mucho. La situación de la combi, ‘del buenos días, le pasa por favorí, de estar todos apretujados, de la relación que se desenvuelve en la combi”.

La artista destacó que uno de los elementos que más fotografió fue el trasero de las personas: “Muchas nalgas, porque las nalgas siempre están muy cerca de la combi.

El pase de la mano, la mano pasando el dinero al que está más próximo para el conductor del chofer, para pagar. Las familias que suben con los niños. Como algunos se molestan porque está un niño dando pataditas”.

Anna Soler dijo que lo único que quiere del espectador es que no crea que “Combi, proyectos fugaces”, es un foto reportaje, “no es un reportaje el trabajo de combi. Es un foto ensayo de foto narrativa y de retrato, en el cual a partir de una imagen trato que el espectador imagine lo que esta sucediendo como en acción y en mente de los retratados”.

Ventanas y ondas mágicas

Soler detalló que la dinámica del proyecto inició cuando decidió hacerlo en primera instancia en blanco y negro y unas pruebas en color. Soler señaló que finalmente decidió hacerlo en blanco y negro para centrar más la atención sobre la acción y los rostros.

“La exposición consta de tres formatos, uno que son foto murales de 122X185 cms., lo grande de la fotografía te transporta un poco a un tamaño real. Luego dípticos de 40X100 cms. en los que juego con espacio interior y exterior a través de las ventanas y con una onda más mágica. Finalmente los trípticos son foto secuencias en los cuales en tres fotos se desarrolla una historia”

Anna Soler que ha incursionado también en la dirección de fotografía de documentales, al dar su opinión sobre la fotografía digital y sus diversas técnicas, comentó “A mí me parece que todo es válido. Yo también he realizado foto construida y creo que todo es válido. No me parece mal la era digital y ni creo que esté perdiendo nada la fotografía, al contrario está ganando nuevas técnicas, y que es una actitud del artista hacia cómo quiere realizar su obra. Hay mucha diferencia de estar frente a una computadora o estar en un laboratorio, y el resultado es igual y válido en todos. Todo lo que se puede hacer con la foto digital se puede hacer en el laboratorio más elaborado y más costoso en tiempo. No creo que ahora mienta más la fotografía por la era digital”.

La fotógrafa Ana Soler exhibe su exposición fotográfica “Combi, proyectos fugaces”, en el Centro Cultural Mariano Jiménez. La propuesta visual está compuesta por 10 foto-murales, 3 trípticos de 30X100 cms., tres dípticos y un políptico de 70X100 cms.

Cabe mencionar que la muestra fotográfica permanecerá durante un mes en el espacio cultural, que se encuentra ubicado en la calle de 5 de Mayo número 610, en el Centro Histórico.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: