El retrato como indagación sobre la identidad

rubén suárez
Foto
Ampliar foto
Dos de las obras que se exhiben en la exposición.
Servicios
Imprimir esta página
Contactar
Anterior Volver Siguiente
Multimedia
Imágenes Imágenes

Si existe algo en el arte que ya nunca más se podrá hacer, es el retrato», escribía por los años cuarenta Clement Greenberg, el teórico del expresionismo abstracto, y el caso es que la historia del arte parecía darle la razón. El que fuera el gran género de la pintura en el Renacimiento y tiempos posteriores comenzó a declinar cuando la crítica y los gustos del arte dieron lugar a la exaltación del paisaje en la pintura, escenario románico por excelencia de lo sublime a mediados del siglo XIX, y luego la aparición de la fotografía parecía darle el golpe de gracia, considerando además que por ésa y otras razones las distintas tendencias de la vanguardia llegaban a la conclusión de que sólo la pintura podía ser el tema de la pintura con la abstracción como ejemplo más elocuente. Ni Clement Greenberg ni la historia de la pintura podían imaginar hasta qué punto se equivocaban.

Hace ya tiempo que en la escena del arte se viene registrando un interés cada vez más acusado por el retrato como género artístico y no deja de ser paradójico que precisamente la fotografía, convirtiéndose en la continuadora de la historia del retrato en el arte, haya sido la principal impulsora de este fenómeno. Y no para negar la pintura, sino en paralelo y hasta en complicidad con ella, prestándose mutuamente ambas disciplinas sus estrategias formales o fusionándose en la obra, como por citar sólo dos ejemplos sucede en los casos de Cindy Sherman o Chuck Klose. Claro que para que eso sucediera la fotografía tuvo que reinventarse y en el caso del retrato superar su entendimiento como representación física de la apariencia para buscar la densidad anímica de los personajes, su interioridad, a través de su expresión y su relación con otros elementos para lograr una intensidad dramática y una seducción formal capaz de situar al espectador ante experiencias y emociones semejantes a las que puede experimentar en la contemplación de la pintura: la fotografía y el retrato obteniendo así su autonomía como obra de arte.

Hay una fotografía artísticamente sofisticada que mira a la pintura como inspiración y modelo, y en concreto en el tema del retrato, incluso escenificando la representación de obras pictóricas, pero sin duda el mayor interés y la más amplia utilización del retrato fotográfico está en su incidencia en la indagación de la identidad, tanto del individuo como de arquetipos representativos de colectivos y sus modelos de ser o actuar en la vida social, cultural o política, lo que por otra parte coincide con el interés que el cuerpo humano viene suscitando como tema del arte, metáfora de la vida o la muerte, el placer o el dolor, la sexualidad, la enfermedad, la opresión, soledad, pobreza o marginación de lo humano, todo ello potenciado por los medios de comunicación y el poder globalizador de la televisión. Grandes monografías en torno al retrato, fotográfico o pictórico, se suceden en el mundo ahora mismo con la gran muestra «El espejo y la máscara», en la Thyssen, o la de Chuck Klose, en el Reina Sofía, y los retratos de Peter Hockney, en la National Gallery de Londres, y no hace mucho tuvimos en nuestro Museo de Bellas Artes un buen ejemplo con la obra de la portuguesa Adriana Molder.

Dentro de esa importante actualidad se incluye la exposición «Imagen e identidad. El retrato de arte contemporáneo» en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, con la obra de muchos de los más importantes artistas actuales a nivel internacional propiedad de la colección de la Fundación la Caixa, con el retrato adoptando distintas formas de expresión artística, desde la instalación de Christian Boltanski a las videoinstalaciones de Sam Taylor-Wood y Bruce Nauman, el vídeo de Óscar Muñoz, las esculturas de Stefan Hablützel, la cerámica de Pedro Mora o los personales estilos fotográficos de Günther Förg, Susy Gómez, Craigie Horsfield, Carlos Pazos y Cindy Sherman.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: