García Espino, muralista oficial para las construcciones del Gobierno

EL PINTOR DEL POLÉMICO MURAL EN LA UASD
García Espino, muralista oficial para las construcciones del Gobierno
El Estado pagó más de RD$2 millones por una pintura en el hospital Taiwán, del autor José Altagracia García Espino. El artista se ha destacado por pintar los monumentos coloniales.
Ana Mitila Lora/Clave Digital

El pintor José Altagracia García Espino.
Alberto Rosario/Clave Digital.

SANTO DOMINGO, DN.-El pintor José Altagracia García Espino tiene una larga trayectoria. El autor del controversial mural pintado sobre una de las paredes de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) ha presentado 39 exposiciones en República Dominicana, así como 13 en el extranjero.

De él, escribía Marianne de Tolentino en 1977 lo siguiente: “García Espino expone 29 cuadros, paisajes y retratos. Los retratos, meras copias convencionales (…) pero los paisajes, una buena parte de ellos impregnados de candor, señalan una paleta muy refrescante (…)”. De Tolentino es citada en la obra “Memoria de la Pintura Dominicana”.

García Espino todavía se encuentra en medio de la polémica por asumir la responsabilidad de exaltar la figura de Joaquín Balaguer en la UASD. Su protagonismo en la discusión suscitada provoca una mirada a su trayectoria, sus obras y a la manera en que el Estado contrata a los artistas.

García Espino es el autor de los murales del hospital de Taiwán, en Azua, del Centro Universitario Regional de Santiago, de los hospitales Robert Reid Cabral, Billini, Marcelino Vélez Santana y de la Policía Nacional; así como del Colegio Dominicano de Periodistas, de Pasaporte y Migración y de por lo menos cinco murales en la UASD, y de los retratos de los sindicalistas que se encuentran en la secretaría de Trabajo.

Sólo por el mural del hospital de Taiwán, en Azua, el Gobierno erogó a nombre de García Espino, 381 mil pesos en junio de 2005 y 1.7 millones de pesos en septiembre del mismo año. Se desconoce la inversión del Estado en las demás obras. La cantidad de trabajos asignados al artista provoca malestar entre sus colegas.

Luis Alberto Rodríguez Santos (Lars), docente de la Escuela de Artes Plástica de la UASD, reclama la realización de concursos “creíbles” y “no arreglados”. Amén de cuestionar la calidad de García Espino. “Se está invirtiendo un dinero y no se está enriqueciendo el patrimonio cultural porque ha surgido el pintor de la corte”, opina Lars.

Dice que para la Biblioteca de la UASD se les llamó con prisa y cuando iban a proponer que el Gobierno inaugurara el edificio sin el mural para dar tiempo a la realización de un concurso interno entre los profesores para obtener la mejor propuesta, ya éste había sido asignado a García Espino. La versión de García Espino es que una comisión encargada rechazó las propuestas de los profesores, fue llamado y preparó su boceto en cuatro días y tuvo el mural listo para la reinauguración del edificio. Lars comenta que el Gobierno quería obligarlos a tener un mural listo en un mes y “eso es imposible”.

García Espino rechaza que sea un artista favorecido por el Estado. Argumenta que desde inicios de los ochenta empezó a pintar monumentos coloniales, por lo que la Comisión para la celebración del V Centenario hizo suya su obra. “Mi colección de monumentos recorrió todas las provincias del país”.

Ante las críticas desatadas tras la publicidad recibida por el mural de la UASD, puntualiza: “Soy un pintor dedicado a pintar y a leer. Algunos pintores toman esta carrera a la ligera y no con el compromiso que esto implica. Esto es un sacerdocio. No soy un bohemio, como están la mayoría de los pintores, en vez de fajarse a trabajar y estudiar, los encuentras en todos los sitios donde hay una bebentina”.

Un autodidacta

García Espino se inicia como autodidacta. Asistió por breve tiempo a la Escuela Nacional de Bellas Artes. Se graduó en la Universidad Autónoma de Santo Domingo en las carreras de Educación, mención Matemáticas, y obtuvo una licenciatura en Estadísticas. Presentó su primera exposición en 1969

Mantuvo una galería de Arte durante cuatro años en el Club Naco. En la actualidad su obra es exhibida en la Galería García Espino, en la zona universitaria. Entre su numerosa producción destacan los retratos de los padres de la patria, -un Duarte escandinavo- y la figura de Gregorio Luperón. Los paisajes y marinas también abundan.

Además de su polémico mural con la imagen de Balaguer, en el primer nivel de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales hay otro de los murales de García Espino. En el centro se observan la imagen del Palacio Nacional y algunas computadoras. Dos de los personajes se parecen al doctor Rafael Alburquerque y al ingeniero Juan Temístocles Montás.

Alberto Bass: “Saltamos de Vela Zanetti a García Espino”

Clave Digital (CD). ¿Quiénes reúnen calidad para ser muralistas?

Alberto Bass (AB). No todos pueden hacer un mural. El mural es muy difícil. Los murales cuentan una historia. Un muralista fue (José) Vela Zanetti, el preferido de la Era de Trujillo.

CD. ¿García Espino reúne las condiciones para ser el muralista del oficialismo?

AB. Los murales deben ser ejecutados por especialistas, no por contratistas. Los especialistas deben intervenir para depurar los proyectos, pero aquí, como pasa con la planificación urbana, lo que hay es un desorden absoluto. Los artistas están saturados de la improvisación imperante. Si se va a hacer un trabajo, un contratista no debe contratar a un artista en particular cuando es un trabajo de muralística a nivel nacional. Deben incluir a los artistas plásticos en las tareas del gobierno, pero si nada más designan a una o dos personas para que hagan todos los trabajos, es una política muy errada y excluyente.

CD. ¿Hay un monopolio en la contratación de murales ?

AB. En éste y en el primer gobierno del PLD. Ahí vienen las estaciones del Metro; si le dan esas contratas a la misma persona, será un tema conflictivo. De Trujillo se criticaba que los murales sólo los hacía Vela Zanetti, pero a Jaime Colson, también un excelente muralista, no le adjudicaban obras. Eligio Pichardo se tenía que conformar con escuelas públicas, porque los grandes lugares eran para Vela Zanetti, artista del oficialismo. Hemos pasado de Vela Zanetti a García Espino, que son pintores oficiales. Soy miembro fundador del Colegio Dominicano de Artistas Plásticos. Hemos luchado para que lo de Vela Zanetti no se repita.

CD. ¿En el arte tampoco hay equidad ni democracia?

AB. Los artistas no podemos callar ante lo que está sucediendo. El “pintor oficial” no puede hacer todos los trabajos habidos y por haber. Hay muchos artistas sin trabajo. Hay que beneficiar a la colectividad. Es necesario que los de mayor calidad, incluidos los jóvenes, tengan oportunidades, no grado a grado. No pueden hablar de un proyecto de nación cuando todos los murales los tiene un sólo artista.

CD. ¿A qué atribuye esa primacía en el gobierno?

AB. Pertenezco a la Secretaría de Cultura del PLD. Pinté gratis los murales del partido. Hay artistas boschistas, pero no pertenecen al clientelismo político, como son Oviedo, Elsa Núñez, Ángel Haché, Domingo Liz, pero ellos son ignorados. Y no quiero decir que sólo les den trabajo a los que militan en el partido.

One Response to “García Espino, muralista oficial para las construcciones del Gobierno”

  1. Baakanit Says:

    Da pena que hasta para hacer murales haya que estar pegado con el gobierno.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: