Celebrity skin

Hoy, más que nunca, los famosos (de aquí y de allá) se quitan la ropa, le sacan dinero a sus cuerpos perfectos y nos ponen verdes de envidia.
Por Francisco De León / El Caribe


Casi todos lo hacen, desde actrices y cantantes, hasta deportistas y socialités. Los famosos se quitan la ropa y se dejan ver entre páginas, en plenas avenidas, en pantallas de televisión o en la pared de cualquier habitación y wallpaper de computadora. Sus pieles venden y ellos lo saben perfectamente. Hoy, no sólo basta con actuar o cantar, también hay que enseñar un poco piel.
Los desnudos en Hollywood han existido por años. Pero ahora, más que nunca, parece que enseñar un buen torso o un firme derriere se ha convertido en la mejor carta bajo la manga de una estrella para adquirir, mantener o recuperar la fama.
“No es un secreto que la imagen vende y las estrellas lo saben perfectamente”, explica el periodista Cherny Reyes. “Hoy día, más que un culto, hay una obsesión con la perfección física, ya que en el entretenimiento ésta abre muchas puertas y nadie lo puede negar”, añade.
El sexo y la belleza se unen en esta ocasión para despertar la libido de los más anónimos. Cuerpos que parecen estatuas griegas bombardean la pantalla chica y los estantes de publicaciones. Y los medios, desde luego, le sacan el mejor de los provechos. Recientemente, la cadena de televisión E! Entertainment transmitió un especial titulado 100 Sexiest Celebrity Bodies, en el que un centenar de las estrellas con los cuerpos más exuberantes de todas las áreas de la fama presumían de sus esculpidas figuras ante billones de televidentes en todo el mundo. Las candentes imágenes mostradas durante el especial de cuatro partes lograron ratings de audiencia tan elevados que provocaron, de inmediato, la emisión de shows semanales de este tipo bajo el nombre de Sexiest.
“Existe una gran realidad en el medio del entretenimiento, y es que ya se puede vivir de la imagen. Es por eso que ves hoy día muchas mujeres que son famosas por ser famosas. Paris Hilton no sólo es socialité, también ha modelado con escasa ropa, porque sabe que eso vende bastante. Playboy ha hecho un imperio gracias a la imagen desnuda de la mujer, aquella que no sólo es modelo, sino también actriz y cantante”, explica Juan Carlos Arbelo, periodista dominicano.
Pero sin lugar a dudas esta tendencia a mostrar ha trascendido las rejas del entretenimiento. Ahora los nuevos adonis y ninfas de la seducción son seres que se ganan la vida sudando: los deportistas. ¿Una muestra de ello?

Figuras como David Beckham, Christina Higgins, María Sharakova, Anna Kournikova, las hermanas Venus y Serena Williams y hasta los dominicanos Alex Rodríguez y Marcos Díaz han sabido sacar el mejor “partido” a sus atributos físicos para ganar en otro terreno de juego: la publicidad sensual.

“Los deportistas son como los nuevos modelos de hoy”, comenta Tyrone Dotel, reportero del programa Hola Gente y autor del especial Descarga sensual que se transmitió por ese mismo programa. Y valga que poseen todas las ventajas para serlo. Tienen cuerpos geniales, cuentan con millones de fans (es decir, exposición) y ven en este nuevo mundo una opción para crear proyección.
“Sácale dinero a tu abdomen”. Podría ser la frase de cada día de David Becham, quien en 2005 firmó un contrato millonario con la firma de cosméticos y productos de higiene masculina Gillete por lucir semidesnudo sosteniendo una navaja de afeitar. Su sex appeal lo ha llevado a ser reconocido en todo el mundo hasta por quienes no son seguidores del fútbol. Igual de sensuales fueron las fotos de la tenista Serena Williams para el libro Four Inches, cuyas páginas muestran a la deportista desnuda, envuelta en una red de tennis y vistiendo sólo zapatos Jimmy Choo. Lo propio se puede decir de las fotos que a cada rato realiza Anna Kournikova, quien a pesar de nunca haber ganado alguna copa como tenista se ha anotado buenos puntos en la publicidad sugestiva.

Piel criolla
Sin llegar a lo vulgar, mostrar algo de cuerpo puede hacer una gran diferencia entre tener éxito o ser uno del montón. Y si se mezcla con prestigio (como en el caso de Beckham), la fórmula difícilmente falla. Muchos recordarán las grandes vallas desplegadas por una importante telefónica local que mostraban al nadador dominicano Marcos Díaz saliendo del agua con el torso desnudo. La campaña fue todo un éxito y, para muchos, parte de ello se debió a la atractiva imagen exhibida por Díaz.

“El caso de Marcos Díaz es una evidencia de cómo la imagen te suma en cualquier carrera. El ha sabido aprovecharlo, sin de dejar de lado su imagen como buen deportista y de alguien que ha alcanzado mucho dentro y para el deporte nacional”, aclara Cherny Reyes.
Pero en un país conservador como República Dominicana, la desnudez, lejos de crear publicidad positiva, es sinónimo de escándalo. En unos casos ha roto esquemas. En especial a mediados de los noventa, con la llegada de la revista Uno, un producto editorial que buscaba (y logró) agregar una dosis más de sensualidad al medio del entretenimiento con picantes imágenes fotográficas protagonizadas por figuras femeninas del espectáculo local e internacional. Sobre sus páginas se han despojado de ropas mujeres de la talla de Ivonne Beras Goico, Sofía Vergara, la modelo cubana Sissi, Candy Lara, Audrey Campos, Celinés Toribio, la puertorriqueña Giselle y Lisbeth Santos, entre otras bellas mujeres.

Entre calendarios
La sensualidad local no sólo se quedó en Uno. Atrevidas presentadoras con sugestivos calendarios también han aderezado el plato sensual del showbiz local para crear polémica y, sobre todo, mucho dinero.

“Los calendarios llegaron a cumplir un objetivo dentro de este negocio, y era vender y así lo consiguieron. Lograron poner en boca de todos a estas jóvenes, en aquel entonces aspirantes a conductoras, de las cuales algunas permanecen en este medio”, agrega Juan Carlos Alvelo.
Pero con o sin desnudez, el talento,casi siempre se logra imponer. Y si algún día éste no da para más, mostrar algo más que talento es una opción. Y si te sientes degradado, recuerda las palabras de una mujer que ha sabido aprovechar bastante bien las bondades de un cuerpo desataviado. “Muchos piensan que Playboy explota a las mujeres. Yo creo que nosotras explotamos a Playboy”. ¿Quién lo dijo? La inigualable Pamela Anderson.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: