Luz en la fotografía

Por: Esperanza Armendáriz


Para la fotógrafa Luz María Vales, cualquier cosa captada por la lente de una cámara puede ser bella.

Para la fotógrafa Luz María Vales, cualquier cosa captada por la lente de una cámara puede ser bella, así sean unas manos lastimadas por el trabajo diario y rudo desarrollado durante años, donde las arrugas y las venas casi expuestas dan cuenta de lo difícil que ha sido sortear la vida.

Así también unos pies descalzos, enredados entre sábanas blancas, de una persona que apenas despierta de un sueño quizá hermoso o aterrador.

Visto esto en un cuadro, cuya imagen ha sido captada a través de la cámara fotográfica, es de verdad, cautivador.

Imágenes como las anteriores nos comparte Luz María Vales a través de la exposición Luz en la fotografía, una muestra integrada por 12 cuadros de gran formato que se exhibe en el Lobby de la Torre de Rectoría, y que estará vigente hasta el 28 de febrero próximo.

LUZ Y SOMBRAS Aparentemente Luz en la Fotografía carece de un tema central, pero en su nombre lo lleva implícito ya que la artista juega –y controla magistralmente-, con la luz y las sombras que aportan las telas, los lugares y otros elementos que hacen de la fotografía su mejor disciplina.

“En cada fotografía manejo la luz y la controlo, cosa que es elemental en la fotografía, y como puedes ver hay algunas imágenes no tan cálidas, pero pienso es que cada foto dicen cosas diversas”, expresa Luz María, quien fue invitada por Josefina Dávila, titular del Espacio de Arte en Rectoría, para exponer su trabajo.

Explica que las manos arrugadas que vemos en un cuadro, manos bastante toscas y estéticamente no atractivas, fueron iluminadas de tal forma que se vieran sus arrugas “porque son las manos de un trabajador de mi casa, del jardinero, que es un señor que trabaja con las manos y por eso están tan maltratadas”.

Otra foto, por ejemplo, ese pedazo de tela que está bajo el rostro de una mujer, simboliza el desprendimiento de su alma, incluso la obra es llamada por la artista con 25 años de labor en la fotografía como “Se me va el alma”.

“Quizá la foto más fácil de trabajar es donde aparecen los pies, porque un día en la mañana, las sábanas de mi cama son blancas y casualmente tenía puesto un camisón blanco, así que tomé la cámara, levanté la sábana, vi mis pies y tomé la foto”, habló de otra de sus tomas.

Luz María Vales explica divertida que lleva en la fotografía más de 25 años, “empecé ayudándole a mi esposo que es fotógrafo, y luego empecé a tomar mis fotos; dejé de ayudarle, él toma sus fotos y yo las mías”.

Recuerda que en septiembre pasado expuso de manera individual en Plaza Fátima y al día después de la inauguración recibió la invitación para estar dentro de las instalaciones de la UANL.

“Y estoy muy contenta porque el lugar está increíble y además por este corredor pasan entre 600 y 800 personas todos los días, así que es padre que muchas personas puedan ver sus obras”, valora y comparte.

Reconoce la fotógrafa que muchas de las fotografías son digitales, pero que todos los efectos de las fotos están realmente como es la toma.

“No utilizo nada, el fotoshop lo uso lo elemental porque lo necesito para bajar mis fotos.

Todas las fotos, el juego de sombras es controlado por mí desde el momento de la toma”, dejó claro.

En la inauguración de la muestra Luz en la fotografía estuvieron presentes Josefina Dávila Longoria, coordinadora del Espacio de Arte en Rectoría, y Jaime Rodríguez Gutiérrez, Director de Imagen Institucional de la UANL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: