La evolución tecnológica y la fotografía

Juan Guzmán
Diciembre 30, 2006
En las década de los 80 y 90 el evento de capturar la imagen dentro de parámetros considerados de calidad era el momento más importante del círculo de preparación, captura, procesado del negativo, copiado y retoque cuando fuese necesario.
Las variables de iluminación, velocidad y apertura de lente estaban en muchos casos por encima del tiempo que dedicabamos a la composición.
Nuestro complice y salvador finalmente era el laboratorista que en el proceso de copiado nos daba la mano cuando las imágenes no gozaban de la explendidez natural de variables correctamente controladas.
Hoy, con las pantallas líquidas como primer testigo de nuestros fotográmas y los medidores de exposición posteriores, tenemos un inmediato diagnóstico que permite corregir “in-situ” las varibles que a nuestro entender o pretensión deseemos mejorar.
Tiempo que nos da la evolución tecnológica para dedicar mayor tiempo a la composición, al adecuado aprovechamiento de la iluminación y a realzar, por defecto, los rasgos de mayor importancia en nuestros sujetos.
De hecho que algunos modos fotográficos no permiten la repetición, como en el caso de algunos deportes y eventos oficiales, aún así podemos realizar tomas de previsión que utilizando las condiciones reales, prevean lo que ocurrirá cuando se encuentre el sujeto dentro del plano escogido ( una carrera de autos por ejemplo)
De todas formas los formatos de cámaras digitales ayudan senciblemente a evitar errores que en otro tiempo eran irremediables.
Ahora bien, la sensibilidad, peso, rapidez y versatilidad de las cámaras modernas requiere de un poco de observación previa a nuestras secciones para evitar algunas catástrofe. Una cámara en reposo despues de una sección nocturna de baja iluminación y cuya ASA (ISO) quedó en 1600, acompañada de un olvido, puedo destrozarnos la calidad de algunas tomas durante el día siguiente resultando en imágenes aparentemente claras y bien expuesta pero con un grano de alta manifestación y baja calidad al momento del copiado.
Un disparo a baja velocidad sin contar con el soporte adecuado de la cámara, aparentamente sería una excelente foto y luego resultar movidad al verla ampliada.
Nunca los procesos sustituyen la calidad original, es bien sabido que la digitalización reduce calidad. Así pués, un ajuste de balance de blanco inadecuado nos puede llevar a azules extremos y amarillos distorcionantes cuya reparación nos puede comprometer el grado de calidad que requieren nuestras imágenes
Por tanto, disfrutemos de nuestras cámaras digitales sin apagar la atención en las variables que luego representarán disminución de calidad o pérdida de tiempo.

El autor es fotógrafo

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: