La Casa de la Imagen se inauguró ayer con más de 200 invitados

Con los vapores de la pintura y el barniz todavía pululando por la atmósfera, se inauguró ayer uno de los proyectos más esperados en Logroño: La Casa de la Imagen. Germen de la clásica empresa Cámara Oscura, afronta esta nueva etapa en una casa noble ubicada en la Plaza de San Bartolomé número 3.

Hace cuatro años el Ayuntamiento de la ciudad adjudicó este edificio de 800 metros cuadrados a Cámara Oscura y a su cabeza visible, Jesús Rocandio. Tras una profunda reforma, la casa se vistió ayer de gala para acoger a los más de doscientos invitados que quisieron darle la bienvenida.
Allí se encontraron muchas caras conocidas del mundo cultural y político. Entre ellos, el alcalde de Logroño, Julio Revuelta, el concejal del Casco Antiguo, Conrado Escobar, el consejero de Presidencia y Acción Exterior, Emilio del Río, la consejera de Turismo, Aránzazu Vallejo y la directora general de Turismo, Mónica Figuerola, que escucharon atentos a las explicaciones de Jesús Rocandio en su visita por todos los rincones de este nuevo espacio.
El fotógrafo afronta esta nueva etapa «con mucho optimismo e ilusión», porque no es «un proyecto loco», sino un proyecto consolidado en el trabajo de más de 25 años. Las ideas que rondan por su cabeza para explotar este centro son infinitas, porque tienen un objetivo que cumplir: «queremos ser el motor para la ciudad en el apartado de la imagen».
Cámara Oscura nació con una vocación docente y de recuperación de archivo fotográfico. Con el tiempo, otros proyectos comenzaron a surgir a su alrededor, como la producción de documentales y la imagen publicitaria. «Teníamos varios frentes abiertos y lo único que nos hacía falta eran unas instalaciones grandes para poder acometer proyectos más ambiciosos», explicó Rocandio.
Han sido cuatro largos años de reforma hasta poder celebrar la inauguración de ayer. «El edificio estaba francamente mal, prácticamente en ruina», recuerda. Pero esto no mermó sus ánimos y afrontaron un proyecto de restauración «bastante complejo y novedoso en Logroño». La estructura de esta casa, que tiene como mínimo 256 años, no ha sufrido casi modificaciones, porque uno de los empeños de Rocandio es que el edificio «todavía respirara y tuviese el calor de los años».
El resultado ha sido una grata sorpresa, ya que «los espacios se han adaptado muy bien al uso que queríamos darle». Así, la casa alberga ahora una galería de arte, una librería, un archivo, un plató, salas de postproducción, varias aulas y una biblioteca. La Casa de la Imagen continuará con el espíritu docente que evocaba Cámara Oscura, y en ella se impartirán diez cursos de fotografía y vídeo y se llevarán a cabo seis talleres a lo largo del año. Toda una lección de mano de expertos en estar detrás del objetivo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: