Acierta un Gorriarena mucho menos cáustico

Sin renunciar a su admirable pasión pictórica, Carlos Gorriarena presenta obras más introspectivas, sin denuncias y sin esa mordacidad del grotesco que eran habituales en él.
La exhibición de una serie de obras de Carlos Gorriarena en Sylvia Vesco -Galería de Arte (San Martín 522, 1° 4)- muestra pura pasión pictórica, su denso y potente repertorio colorístico, armonías audaces, los blancos, protagonista en varias obras. Matérica expansión, una característica también de Gorriarena, las sombras bien enfatizadas en el plano, perspectivas no convencionales, un juego especular. Y principalmente su visión del ser humano, pero esta vez sin violencia para denunciar, sin desnudar al poder, sin la cáustica mordacidad del grotesco. Ante ello uno se pregunta si es que Gorriarena se ha acallado.

En realidad, hace pensar que ésta es una etapa más feliz; se ha dejado llevar por cierta melancolía, por una sabiduría propia del que mucho ha visto, por una actitud más introspectiva. Allí están para confirmar estas ideas, «El riesgoso camino hacia la nada», un hombre de espaldas que va hacia un bosque impenetrable o «En algún lugar siempre amanece», una escena bucólica -si «Gorri» como es conocido en el ambiente artístico- nos permite esta expresión para su pintura.

Un Gorriarena quizás más complaciente consigo mismo y con su obra. Está, como siempre, un espacio vital, no en vano se eligieron esas palabras para el título del libro editado en 2005, pura pasión pictórica, puro placer pictórico de un gran maestro del arte argentino.

  • En un espacio de 250 metros cuadrados del primer piso del Centro Cultural Recoleta se acaba de inaugurar el CeDIP, Centro de Documentación, Investigación y Publicaciones bajo la dirección de Andrea Giunta y con el valioso apoyo del Banco de Galicia en cuanto al equipamiento e infraestructura tecnológica, dentro del marco de su Programa de Participación Ciudadana. Reúne así los archivos de sus 25 años de actividad y una biblioteca especializada y se propone como un centro de debates y producción intelectual sobre arte argentino e internacional contemporáneos.

    Se contará con un archivo digitalizado procesado por Epson con documentación sobre cada exhibición, una base de datos y una biblioteca abierta al público. Se planificará la investigación, producción de ensayos y fichas explicativas sobre cada exposición, se organizarán seminarios y conferencias. En cuanto a las publicaciones se desarrollarán dos líneas editoriales: fichas coleccionables de cada exhibición y las publicaciones correspondientes a los seminarios y conferencias.

  • Rosalía Maguid ocupa un lugar destacado en el campo de la fotografía argentina contemporánea que busca transgredir los límites formales en cuanto a su contenido. Ha obtenido importantes premios, entre ellos, Fundación Klemm (2004), Premio Banco Ciudad, Premio Close-Up (2002). Este año fue seleccionada para la IX Bienal de la Habana, la Semana del Arte en Rosario y el Premio Fundación Lebensohn. Su actual muestra en el Museo Judío de Buenos Aires (Libertad 769) confirma la subjetividad de la artista puesta al servicio de imágenes que podrían quedarse en el mero registro de construcciones del pasado pertenecientes a ciudades como Moisés Ville, Sunchales, Virginia, Monigotes, Villa Clara, Basavilbaso y Domínguez, situadas al norte de Santa Fe y Entre Ríos.

    Maguid las muestra vacías, fantasmales con sus fachadas perturbadoras que alguna vez significaron o marcaron un lugar de pertenencia, levantadas por aquellos que llegaron esperanzados. Así es como deben aparecer en la memoria de sus descendientes y nos atreveríamos a decir, las generaciones actuales desconocen casi totalmente. Pero Maguid se encarga de traerlas al presente a través de un elaborado proceso fotográfico. Tomadas con cámara analógica, escaneadas en alta resolución, intervenidas digitalmente, impresas en gran formato y montadas sobre chapas de acero.

    La serie de los cementerios son tomas con cámara digital de alta resolución, también intervenidas y luego impresas sobre «bagun» (tela engomada) a chorro de tinta. Más allá de estas especificidades técnicas, Maguid logra una propuesta que significa una ruptura de lo documental para internarse en el campo de la memoria y rescatar aquello que aún permanece como símbolo de una cultura.

    Sería interesante que este conjunto de fotografías tan emblemáticas fuera mostrado en una sala más adecuada y en un horario menos restringido (Martes a jueves de 15 a 18). Clausura el 30 de enero.

  • Leave a Reply

    Fill in your details below or click an icon to log in:

    WordPress.com Logo

    You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

    Twitter picture

    You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

    Facebook photo

    You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

    Google+ photo

    You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

    Connecting to %s


    %d bloggers like this: